En esta vida o en la que sigue

Por : Miguel Guerrero

Nos levantamos de una enorme tragedia que estuvo a punto de hacer desaparecer a nuestro club a pocos años de haber sido fundado. Perder una final, dos, tres o cien no nos detendrá. Este club que lleva el nombre de la Ciudad más importante del Norte del país, está acostumbrado, al igual que la urbe a la que representa, a superar las pruebas más complicadas que el destino presenta. Esta noche no enfrentaremos a cualquier rival. Es el otro equipo de la ciudad, en su versión más ganadora de la historia, al que respetamos mucho por jugar siempre limpio.

Pero nosotros estamos en casa. Somos los aficionados que soportamos años y años de épocas agrias, tristes, grises y decepcionantes, y que con el paso del tiempo hemos adquirido un paladar fino para encumbrar a nuestros ídolos. Somos los aficionados más críticos hacia su propio club. Pero también somos los más inteligentes para saber cuándo nuestro apoyo debe ser total al equipo. Mañana no alinean solo los 11 que están en la cancha. Detrás de cada jugador habrá millones de personas que los llevaremos en volandas con todo nuestro apoyo. POR QUE SOMOS LOS AFICIONADOS DEL MONTERREY, CARAJO.

El futbol en Monterrey es una fiesta. No importa lo que pase mañana. No debe dejar de serlo nunca. Y QUE QUEDE CLARO, OBTENDREMOS NUESTRA REVANCHA. EN ESTA VIDA O EN LA QUE SIGUIENTE