Otra vez, Rayados contracorriente

Por: César Casillas

Arranca el Apertura 2019, la ciudad sale del coma y regresa a su espiral de polémica, a veces barata, a veces no… pero casi siempre, en torno a Rayados y Tigres.

El cierre del pasado Clausura fue apasionante, rico en logros y con satisfacciones para ambas aficiones, lamentablemente, Rayados corrió con la mala suerte de no ganar el “último campeonato”.

Exactamente 17 días después de que los Rayados rompieran la maldición del “10 de diciembre”, venciendo a los Tigres en la primer Final Regia Internacional, estos fueron eliminados por los “amarillos” en la semifinal; posteriormente, su acérrimo rival ganó el campeonato local.

Volver a empezar

Por una cuestión de “orden” en la obtención de los campeonatos, la afición se siente obligada a reventar nuevamente al plantel.

Rayados arranca con la presión de no vender suficientes abonos, la obligación de ganar liga, ganar copa y de que Vincent Janssen (si no se cae la transferencia) anote más goles que Gignac… ¿algo más? Un auténtico balón inflado con concreto para jugar con él.

Para acabarla de derramar, Rayados pierde su primer partido, 4 goles contra 2, contra el América; en un encuentro donde la defensa se vio bastante mal.

¿Qué sigue? Pues el mismo viacrucis rayado: convencer a la prensa pagada, a los “tuiteros exigentes”, a los que renovaron abonos, a los que no los renovaron, a los analistas de café, etcétera, etcétera.

Algunos apoyaremos, aunque escépticos. Viendo cómo avanzan los partidos y Rayados recupera la forma futbolística. Apoyando más con el corazón que con las estadísticas, como se hacía antes del campeonato de Concacaf.

La ilusión sigue ahí, pero habrá que exigir a los jugadores que no bajen los brazos… porque aquí, como no se ganó todo, aún no se ha ganado nada.

Twitter:            @cesarcasillas_

Facebook:         @cesarcasillasordonez