¿Dónde estamos parados?

Por Eduardo Shabot.

Desde que comenzó el torneo Apertura 2019, era evidente que el objetivo del equipo era y es el mismo que el de cada 6 meses: salir campeón de liga. Sin
embargo, esta vez lo que le interesa a Diego Alonso es que su plantel entienda la idea futbolística que él quiere plasmar, obteniendo un claro estilo en cada partido anteponiéndose al resultado. Ante esto, el estratega uruguayo optó por mantener a todos los futbolistas del semestre anterior y sumarle únicamente la llegada de Vincent Janssen, quien arribó para dar variantes en ofensiva, así como la posibilidad de jugar con dos puntas.

A diferencia del juego vertical de Mohamed, Alonso piensa mucho más en la posesión de balón, por lo que, al decidir mantener a la misma base de jugadores,
todo indicaba que el timonel rayado estaría convencido de cambiar el chip de sus pupilos, cosa que ha estado trabajando cada vez con mayor intensidad. En estos momentos el equipo es literalmente el punto medio del torneo, sumando 9 puntos de 18 posibles, 3 victorias ante 3 derrotas y una diferencia de goles de 0 para ubicarse en la posición número 9, por lo que en primera instancia debe de preocupar que, teniendo al plantel más caro de todo el país, no se pueda
mantener en zona de liguilla sin problema alguno en una liga que te da todas las facilidades para hacerlo.

Por otro lado, los números reflejan una bipolaridad en el dominio de este estilo de juego, donde de repente se logra ver un cambio radical en el sistema, con
elementos mucho mejor acoplados y que saben aprovechar la tenencia del esférico, mientras que en otros momentos, como cuando Santos le hacen presión
alta a la defensa de Monterrey, el equipo parece no saber responder y no tener idea de qué hacer con el balón en los pies, especialmente en zona defensiva.
Diego Alonso decidió mantener la base y por ende piensa que estos jugadores tienen las capacidades futbolísticas para domar su forma de juego, sin embargo, hasta el momento el plantel sigue sin convencer y no logra capitalizar esa idea que debería de darle una ventaja a Monterrey en la cancha.
Hasta ahora Monterrey ha confundido con sus actuaciones en cada uno de los partidos, pareciendo que se está en un estado de transición positivo por
momentos y por otros mostrando un desconocimiento total de cómo aprovechar la conservación del balón, haciéndonos pensar realmente, ¿dónde estamos
parados?

Twitter: @EShabot17